Aceite de semillas de calabaza ¿cuáles son sus beneficios?

¿Qué es el aceite de calabaza?

aceite de semillas de calabaza

El aceite de semillas de calabaza (Cucurbita pepo L.) o aceite de calabaza se obtiene prensando las semillas crudas de la calabaza. Este proceso que debe hacerse en frío para conservar todas sus propiedades.

Este aceite tiene unas cualidades nutricionales excelentes. Contiene nutrientes como los ácido grasos Omega 9 y Omega 3, vitaminas A, B1, B2, B3 y B6, vitamina K y vitamina E.

Además, contiene flavonoides, triptófano (aminoácido esencial), cucurbitacin, minerales: selenio, hierro, zinc, magnesio, potasio y cobre, y tiene un alto contenido en fibra.

Como vemos, tienen una gran riqueza nutricional lo que lo convierte en una opción ideal para cuidar nuestra salud.

Tiene un color verde oscuro y un sabor muy agradable, parecido al de la nuez, por lo que puede ser consumido como aderezo para ensaladas o cualquier otro plato, para realizar salsa, postres, etc. eso sí, no debe calentarse a altas temperaturas ni usarse para freír, ya que se alteraría su composición.

¿Qué beneficios aporta consumir aceite de calabaza?

Gracias a su composición, el aceite de semillas de calabaza, aporta números beneficios para la salud:

  •  Es antiinflamatorio.
  • Aumenta la fertilidad masculina y ayuda a prevenir el cáncer de próstata.
  • Reduce los síntomas premenstruales y menopáusicos.
  • Elimina la retención de líquidos.
  • Cuida nuestro sistema cardiovascular pues es antiarrítmico.
  • Estimula el buen funcionamiento de los riñones.
  • Tiene un poder antiparasitario, previniendo por ejemplo de los parásitos del intestino como las solitarias.
  • Combate el estreñimiento.
  • Es descongestionante y expectorante.
  • Es un buen lubricante para las articulaciones, sirviendo como remedio para la artritis.
  • Previene el envejecimiento de la piel, gracias a los flavonoides que lo forman, lo que lo convierte en un aceite antitumoral.
  • Ayuda a prevenir las caries, las uñas débiles y la caída del cabello debido a la cantidad de minerales que contiene.
  • Ayuda a recuperar los niveles de calcio, dando fortaleza a la estructura ósea.
  • Regula los ritmos del sueño por lo que combate el insomnio.
  • Regula los niveles de insulina en sangre ayudando a prevenir los daños de la diabetes.

Como puedes ver, si incorporás este aceite a tu dieta puedes mejorar notablemente tu salud.

¡Pruébalo y disfruta de una salud de hierro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*