Consejos para mejorar el descanso

Consejos para mejorar el descanso

El descanso es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo y para tener una buena salud, por eso dormir bien es un hábito que debemos cuidar día a día. De hecho, dormir y descansar mal puede incrementar el estrés y la ansiedad.

Sin embargo, dormir bien no está relacionado con las horas sino con la calidad. La tendencia es creer que lo importante es dormir ocho horas pero lo importante es la calidad de esas horas de sueño. Cada persona tiene unas necesidades de sueño, los adultos y jóvenes pueden dormir entre 6 y 11 horas. De esas horas, el tiempo que hay de sueño profundo es lo que determina la calidad.

De hecho, podemos considerar que tenemos un sueño reparador cuando nos quedamos dormidos en menos de 30 minutos y nos despertamos pocas veces en la noche, con menos de 20 minutos de vigilia. Además, se considera un buen descanso cuando el sueño profundo dura al menos 45 minutos.

Cómo mejorar la calidad del sueño

Para huir del estrés y la ansiedad propia de la situación actual es necesario conseguir relajarnos, y para ello lo mejor es tener hábitos saludables:

  • Hacer ejercicio, que además de mejorar el estado físico mejora el estado de ánimo y mejora la conciliación del sueño.
  • Mantener una rutina es fundamental para regular los ciclos del sueño, así como regular el organismo.
  • Cuidar la alimentación, evitando las grasas poliinsaturadas y priorizando el consumo de frutas, verduras, carnes magras,… además de reducir el consumo de sal y azúcar.
  • Hacer uso de técnicas de relajación y aprender a controlar la respiración, ya que así podremos controlar más el estrés y favorecer la relajación.
  • Evitar el alcohol, los estimulantes, el tabaco y las drogas.

La importancia del descanso

Para tener bienestar es importante un buen descanso, donde es aconsejable mantener una buena higiene del sueño:

  • Evitar las pantallas y luces brillantes, al menos 30 minutos antes de acostarnos. Deja a un lado el móvil y la televisión y escoge una lectura o alguna actividad que favorezca la relajación.
  • Ve a dormir siempre a la misma hora, ya que la regularidad es un factor importantísimo para los ciclos circadianos.
  • Cuida el ambiente, que la temperatura de la habitación esté entre 15-20º, que haya oscuridad y silencio,…
  • Toma una infusión relajante antes de ir a dormir para ayudar a tu organismo a relajarse y ayudar a conciliar mejor el sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*