Remedios naturales para la digestión

Remedios naturales para la digestión

Hoy en día tener problemas digestivos está a la orden del día, y más cuando se sufre de estrés, ansiedad y nerviosismo. Pero además, nuestro sistema digestivo puede ser afectado por comer demasiado, comer muy rápido, etc.

Como consecuencia se producen indigestiones o digestiones pesadas, que dan pie a molestos dolores de estómago. Para acabar con ello, siempre es aconsejable buscar remedios naturales que mitiguen el malestar, al margen del tratamiento médico que se ingiera cuando fuere necesario.

Hay diversas plantas medicinales para el tratamiento de trastornos digestivos con diferentes características:

  • Sabor amargo: la centáurea menor, achicoria, cardo santo, lúpulo, marrubio, manzanilla amarga, trébol de agua.
  • Antiflatulentas: como el comino, el anís estrellado y el verde, el hinojo, la menta o la melisa.
  • Antiúlcera gastroduodenal: el regaliz, el llantén o el malvavisco.
  • Antiespasmódicos digestivos: la angélica, la melisa, la milenrama, la caléndula maravilla, el coriandro, la lavanda, la albahaca, la salvia o el romero.

Plantas que mejoran la digestión

Para prevenir posibles problemas o alteraciones digestivas estas plantas son altamente recomendables:

Melisa:

  • Alivia los espasmos gastrointestinales.
    • Alivia las gastritis y problemas digestivos de origen nervioso.
    • Ayuda a evitar la formación de gases en el aparato digestivo.
    • Del mismo modo ayuda a mejorar el aliento y combatir la halitosis.

Manzanilla:

  • Ayuda a evitar problemas digestivos causados por estados de nerviosismo.
    • Trata los espasmos gástricos.
    • Ayuda a mejorar las indigestiones producidas por empachos.
    • Alivia las gastritis.

Anís:

  • Ayuda en la digestión.
    • Evita los espasmos gastrointestinales, gracias a su aceite esencial.
    • Evita la formación de gases.

Boldo:

  • Ayuda a mejorar las digestiones lentas.
    • Alivia digestiones pesadas.
    • Mejora los casos de espasmos digestivos
    • Aliviar trastornos en el funcionamiento de la vesícula.

Menta piperita:

  • Ayuda en las digestiones difíciles y pesadas.
    • Alivia los espasmos digestivos.
    • Alivia las cefaleas y jaquecas producidas por las malas digestiones.

Diente de león:

  • Mejora la digestión.
    • Ayuda a la desintoxicación hepática.
    • Trata la falta de apetito.

Regaliz:

  • Evita las malas digestiones.
    • Alivia la acidez.
    • Ayuda a evitar la formación de gases.
    • Mejora y alivia los dolores de estómago.
    • Ayuda a tratar la úlcera gastroduodenal.

Recuerda siempre consultar con tu médico, terapeuta u otro profesional de la salud para que te pueda recomendar la mejor opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*