Vitamina C+ Zinc para fortalecer las defensas

Vitamina C+ Zinc para fortalecer las defensas

En la situación que atravesamos actualmente es fundamental mantener fuerte nuestro sistema inmune, ya que nuestro organismo necesita consumir más energía para protegernos de virus y factores externos, como es el COVID-19.

El sistema inmune está compuesto por una red de tejidos, células y proteínas (anticuerpos) que trabajan conjuntamente y se complementan para identificar y atacar a agentes patógenos, protegiéndonos contra enfermedades. Así, el sistema inmunológico realiza sus funciones en dos niveles de defensa:

  1. Nivel de respuesta innata, compuesta por leucocitos, que se enfrentan a los agentes externos.
  2. Nivel de respuesta adaptativa, compuesta por linfocitos y anticuerpos. Cuando falla el primer nivel, éstos actúan a un nivel más específico.

¿Cómo lo puedo fortalecer?

Para reforzar tu sistema inmunológico la alimentación juega un papel fundamental, ya que a través de ella podemos adquirir los nutrientes necesarios para aumentar las defensas y combatir virus y enfermedades.

De entre todos los nutrientes, destacamos la Vitamina C y el Zinc por su especial relación y beneficio en el sistema inmunitario.

Vitamina C

Esta vitamina actúa en el primer nivel de defensa, facilitando ciertas reacciones químicas del sistema inmune.

Dado que nuestro cuerpo no puede sintetizarla (producirla), es importante aportarla de forma externa, mediante la alimentación (cítricos, hortalizas, legumbres,…) o complementos alimenticios. La dosis diaria recomendada para reforzar nuestras defensas es de 200 mg de vitamina C.

Además, se trata de un potente antioxidante que contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo y por eso son importantes en el funcionamiento normal del sistema inmunitario.

El Zinc

Se trata de mineral necesario para numerosas funciones del organismo, pero en lo que respecta al sistema inmune, es esencial para el desarrollo de los linfocitos T, que actúan en el segundo nivel de defensa ayudando a combatir las bacterias y los virus que invaden al organismo.

De hecho, estudios recientes sobre sus propiedades antivíricas, han comprobado que su consumo puede reducir la duración de las molestias que se sufren durante enfermedades víricas como le gripe o el resfriado (mucosidad,  estornudos, dolor de garganta y muscular).

El zinc, igual que la Vitamina C, se puede adquirir a través de alimentos (chocolate, legumbres, frutos secos, carne,…) o mediante suplementos.

Esta combinación de vitamina C y zinc la puedes consumir con Arkovital VitamniaC+Zinc, un complemento alimenticio que resulta de gran ayuda para fortalecer tu sistema inmunitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*